La interfaz de Slack se ha ampliado para mostrar las capacidades que estaban ocultas entre bambalinas.
Juntas y clips

Impulsa tu productividad gracias a una mayor flexibilidad

Las juntas y los clips te permiten compartir opiniones y sacar el trabajo adelante, cuando, donde y como quieras.

Animation of a active huddle in Slack.

Usa las juntas para trabajar y conectar con tus compañeros

  • Ofrece a tus equipos un modo que prioriza lo digital para que puedan reunirse, resolver problemas y crear conjuntamente en tiempo real, sin programar otra reunión ni interrumpir flujos de trabajo.
  • Conecta de manera fácil por vídeo o audio con un solo clic, y mantén conversaciones espontáneas o intensas sesiones de trabajo compartido.
  • Trabaja codo a codo con tu equipo gracias a las funciones de compartir pantalla, dibujos y cursores con los demás, donde podrás usar emojis, reacciones y stickers para hacerlo más divertido.
  • Cuando abandones la sesión, todo lo que hayas compartido en la junta (incluidos enlaces, notas y chats) se guardará automáticamente en el hilo de la conversación del canal o mensaje directo donde se abrió.
Descubre cómo funcionaría para tu equipo

Comparte clips para contar las novedades de tu trabajo cuando quieras

  • Crea breves grabaciones de audio, vídeo y pantalla para compartir novedades, mostrar el trabajo, presentar una demostración de un producto o dar instrucciones paso a paso.
  • Acelera el trabajo ofreciendo a los miembros de todos los equipos, todas las zonas horarias y todos los espacios físicos y empresas una manera fácil de intercambiar información a la que todos puedan acceder cuando estén disponibles.
  • Visualiza los clips a tu manera: aceléralos, ralentízalos o lee los subtítulos.
  • Las transcripciones se archivan y se pueden buscar, añadiéndolas al historial de conocimientos de tu organización.
Verlo en acción
Animation of how clips work in Slack.
dibujo de unos auriculares flotantes
"Si tienes que hablar sobre algo, no programas una conversación con el calendario: lo haces directamente en Slack. Con las juntas, nos podemos ver las caras en el vídeo, podemos mantener la conversación en un hilo y podemos compartir las pantallas al mismo tiempo que nuestros compañeros. Las juntas agilizan el trabajo en un solo lugar".T Mobile

Tamara Jensen

Responsable técnico principal de Productos, T-Mobile

Preguntas frecuentes

Las juntas son perfectas para conversaciones informales o sesiones de trabajo improvisadas. Por ejemplo, puedes iniciar una junta para hacer una pregunta rápida, compartir ideas, resolver problemas o trabajar conjuntamente en diapositivas o en un documento.

Todas las juntas se inician como conversaciones solo de audio. Si quieres una colaboración más a fondo con tu equipo, puedes activar el vídeo, compartir pantalla, enviar mensajes en el hilo de la junta, así como utilizar expresiones graciosas, reacciones y stickers durante toda la conversación de tu sesión de trabajo.

Todas las juntas se empiezan donde ya estás trabajando: en un canal o mensaje directo. Solo tienes que activar el botón de junta en la esquina inferior izquierda de tu ventana de Slack para iniciar una junta con tu equipo.

Con la versión gratuita de Slack, las juntas tienen un límite de dos participantes. Con las versiones de pago de Slack, puedes organizar juntas con hasta 50 participantes y, además, crear clips.

En vez de tratar de reunirte con todo el mundo a la vez, puedes publicar un vídeo o un clip de audio. Los clips son muy útiles para contar las novedades, compartir ideas o guiar a alguien por un tema complejo, y pueden usarse en cualquier momento.

Cualquier usuario de un canal o mensaje directo puede enviar o reproducir clips de audio y de vídeo, y responder en un hilo de la conversación con otro clip propio.

Puedes acelerar o ralentizar los vídeos, pausarlos o reproducirlos cuando lo necesites, activar y desactivar los subtítulos o leer la transcripción. Por supuesto, puedes verlos tantas veces como quieras para estar seguro de que no te has perdido ni un detalle.

Al grabar un clip, puedes tener la cámara encendida o apagada, o incluso difuminar el fondo del vídeo. Comparte tu pantalla en un clip de vídeo: es perfecto para guiar a alguien por un proyecto.

Los clips pueden durar hasta 5 minutos.