Guía para crear un flujo de trabajo

👋 ¡Hola! Todo apunta a que ya tienes todo lo que necesitas para crear tu primer flujo de trabajo. ¡Genial! Manos a la obra. 

¿Qué son los flujos de trabajo?

 

Ejemplos de flujo de trabajo

Prácticamente cualquier tarea o proceso de tu día a día se puede convertir en un flujo de trabajo en Slack (como recopilar información, enviar recordatorios a tu equipo, gestionar solicitudes y mucho más). 

Recopilar información

Enviar recordatorios

Administrar solicitudes

Crea un flujo de trabajo con un formulario para recopilar datos en un formato uniforme en lugar de pedir manualmente a tu equipo que te envíen la información correspondiente. 
Programa un flujo de trabajo para enviar un recordatorio periódico a tu equipo, para que estés al tanto de las tareas importantes. 
Crea un flujo de trabajo que tu equipo pueda usar para recopilar y gestionar solicitudes. 

 

Crear un flujo de trabajo

Para crear un flujo de trabajo, deberás desglosar una tarea o proceso en partes que conocemos como pasos. Cada paso realizará una acción concreta para que se desarrolle el flujo de trabajo. Te enseñamos cómo crear uno desde cero:  

Paso 1: selecciona cómo comenzará tu flujo de trabajo

Si tu flujo de trabajo comienza con un enlace, puedes compartir el enlace con las personas directamente, marcarlo o añadirlo a un canvas. Para que tu flujo de trabajo se ejecute automáticamente, selecciona otra forma de iniciarlo (siguiendo un programa, cuando se use una reacción emoji o cuando alguien se una a un canal). 

Pruébalo.

  1. Haz clic en Crear flujo de trabajo y selecciona cómo quieres que se inicie.
  2. Sigue las indicaciones (serán diferentes según la opción que selecciones). 
  3. Haz clic en Guardar.   

Consejo: Para empezar a partir de una plantilla, selecciona una de la lista Formas de empezar, que aparece más abajo. 


Paso 2: añade los pasos que deberán seguir los usuarios

Una vez que hayas decidido cómo iniciar tu flujo de trabajo, añadirás los pasos para completar la tarea correspondiente.

Consejo: Antes de añadir pasos, planifica tu flujo de trabajo diseñando una lista de las tareas que debe cubrir. Esto te ayudará a tenerlo todo controlado, ya que cada paso representa una acción concreta.

Pruébalo.

  1. Explora la lista de pasos disponibles o busca una acción concreta (como enviar un mensaje directo o crear un canal nuevo). Ofrecemos varios pasos de Slack, así como pasos de aplicaciones de terceros.
  2. Haz clic en un paso para añadirlo y sigue las instrucciones para personalizarlo. 


Paso 3: publicar tu flujo de trabajo

El paso final es crear un flujo de trabajo para publicarlo y que todo el mundo pueda usarlo. Si tu flujo de trabajo comienza con un enlace, puedes copiarlo tras publicar el flujo y compartirlo donde quieras. Si un flujo de trabajo se ejecuta automáticamente, se podrá usar en cuanto hagas clic en el botón Publicar.

Explora los recursos adicionales

Ahora que conoces los conceptos básicos, te recomendamos echar un vistazo al resto de recursos: