¿Qué es un canal?

Slack organiza conversaciones en espacios dedicados llamados canales. Los canales aportan orden y claridad para trabajar. Puedes crearlos para cada proyecto, tema o equipo. Al tener a las personas y la información adecuadas en un solo lugar, los equipos pueden compartir ideas, tomar decisiones y realizar correctamente el trabajo.

Consejo: Slack te permite colaborar en canales con personas tanto dentro como fuera de tu empresa. Obtén más información sobre el uso de Slack Connect para trabajar con personas externas.


Canales públicos frente a privados

En Slack, los canales pueden ser públicos o privados.

  • Los canales públicos promueven la transparencia y la inclusividad. Cualquier miembro de tu espacio de trabajo (pero no los invitados) puede ver y unirse a un canal público, dando a todas las personas acceso a la misma información compartida. Otros miembros de tu espacio de trabajo pueden buscar los mensajes o archivos publicados en un canal público.
  • Los canales privados se usan para conversaciones que no deben estar abiertas a todos los miembros. Las personas deben ser agregadas a un canal privado por alguien que sea miembro del canal. Solo los miembros de un canal privado pueden buscar los mensajes o archivos publicados en dicho canal.

Consejo: cuando creas un canal, puedes decidir si será público o privado. Más adelante se podrá convertir de público a privado, pero por razones de privacidad, no se puede hacer público si es un canal privado.


El canal #general

Cada espacio de trabajo de Slack tiene un canal #general, que es el único al que los miembros (pero no los invitados) se agregan automáticamente y no pueden salir. Este canal funciona mejor cuando se usa para compartir anuncios en todo el espacio de trabajo. El canal #general no se puede archivar, eliminar ni convertir en un canal privado. 


Consejos y prácticas recomendadas para los canales