Resolución de problemas de llamadas de Slack

¿Tienes algún problema con las llamadas de Slack? Descubre cómo solucionar los problemas más habituales en las conexiones telefónicas, de audio o vídeo y en la función de compartir pantalla. 


Problemas con el ancho de banda

Requisitos de ancho de banda

El servicio de Slack depende de la calidad y capacidad de tu conexión de red y ancho de banda: 

Tipo de llamada Velocidad de descarga Velocidad de carga
Llamada de voz 200 kbps 100 kbps
Videollamada* (2 participantes) 600 kbps 600 kbps
Videollamada* (3 participantes) 1,2 Mbps 600 kbps
Videollamada* (5 o más participantes) 2 Mbps 600 kbps

*Los requisitos para compartir pantalla son los mismos.


Cómo solucionar problemas

Si tu ancho de banda cumple o supera nuestros requisitos y tiene problemas con la calidad de las llamadas, como audio entrecortado o retrasos, prueba estas soluciones: 

  • Ejecuta una prueba de velocidad para comprobar que el ancho de banda de tu dispositivo cumple con los requisitos de las llamadas de audio y videollamadas. 
  • Utiliza una conexión por cable si es posible, o acércate más al router Wi-Fi. 
  • Reinicia tu router. 

Si sigues teniendo problemas con el audio, vídeo o con la función de compartir pantalla, encontrarás otras soluciones más adelante. 


Problemas de conexión de la llamada

Resolver problemas de conexión

Si Slack no consigue establecer la conexión de la llamada, prueba estas soluciones para detectar los problemas de conexión: 

  1. Comprueba que utilizas la versión más reciente de la aplicación para ordenador de Slack. Si no es así, actualiza tu app
  2. Si tienes problemas con las llamadas de la aplicación para ordenador, abre tu espacio de trabajo en Google Chrome e intenta hacer una llamada. 
  3. Si no consigues establecer la conexión de la llamada desde la aplicación para ordenador ni desde el navegador, prueba a hacer una llamada desde la App de Slack para móviles usando la misma red Wi-Fi. Si puedes establecer la llamada, el problema puede estar en el ordenador, quizá un antivirus esté bloqueando la conexión. Si puedes hacer llamadas usando un teléfono móvil con una conexión de datos (sin Wi-Fi), es posible que el problema esté en la red. 

Consejo: si no puedes establecer la conexión con Slack desde la aplicación para ordenador ni desde un navegador, consulta Resolver problemas de conexión para obtener ayuda.

Actualizar la configuración del firewall

Los problemas de conexión de las llamadas pueden deberse al firewall. Si estás experimentando errores de conexión, es posible que necesites ajustar la configuración de conexiones salientes: 

  • Comprueba que la configuración de tu red permite el tráfico de salida a UDP/22466. De lo contrario, Slack Calls utilizará TCP/443 para el transporte de elementos multimedia (vídeo y audio).
  • Permite el tráfico de salida a TCP/443. Es un paso obligatorio para que Slack Calls funcione, aunque el tráfico de salida esté habilitado para UDP/22466 para los elementos multimedia.

Si tu entorno requiere que permitas los dominios obligatorios de Slack, recuerda que debes aprobar el comodín *.chime.aws. 

Nota: no hemos podido proporcionarte una lista de dominios estáticos, solo el comodín.


Problemas de audio

Si tienes problemas de audio durante una llamada, cierra y vuelve a abrir la aplicación para ordenador de Slack o tu navegador. Si no se soluciona el problema, reinicia tu dispositivo.

Comprobar las fuentes de entrada y salida de audio

Si ninguna de las opciones anteriores funciona, sigue estos pasos para comprobar que se han seleccionado las fuentes de entrada y salida de audio adecuadas en Slack:

  1. Haz clic en el icono del teléfono   para hacer una llamada. 
  2. Haz clic en el el icono de la rueda dentada  situado en la esquina superior izquierda de la pantalla de la llamada. 
  3. Selecciona la fuente de entrada o salida y se abrirá un menú desplegable en el que tendrás que seleccionar tu micrófono y altavoz. Puedes intercambiar estas fuentes para comprobar cuál funciona. 
  4. Para probar el micrófono, di algo y comprueba que el medidor de voz se mueve de acuerdo con tu voz. 
  5. Para comprobar el altavoz, haz clic en Probar. Si el altavoz funciona correctamente y está activado, escucharás un pitido.  


Cómo comprobar los ajustes de audio

Comprueba que el altavoz no está silenciado y, después, que Slack tiene permiso para acceder al micrófono: 

Mac

Windows

Chrome

  1. Abre Preferencias del sistema.
  2. Selecciona Seguridad y privacidad y haz clic en la pestaña Privacidad
  3. Selecciona Micrófono en la lista de la izquierda. 
  4. Marca la casilla junto a Slack. Si ya está marcada, desmárcala y vuelve a marcarla. 
Si utilizas Windows 10 y no pueden escucharte en las llamadas, sigue estos pasos para comprobar que Slack tiene acceso al micrófono:

  1. Abre Ajustes
  2. Selecciona Privacidad
  3. Haz clic en Micrófono
  4. Activa el botón de alternancia.

Tenemos conocimiento de un problema en el que Slack (en Windows 10) no consigue detectar los dispositivos de comunicación (como auriculares) que no sean los predeterminados del sistema. Para establecer un dispositivo como predeterminado, sigue estos pasos:
 

  1. Abre Ajustes
  2. Selecciona Sistema
  3. Selecciona Sonido
  4. Debajo de Seleccionar el dispositivo de salida, selecciona el que quieras usar en el menú desplegable. 

Por último, comprueba que los controladores de audio estén actualizados. Si no lo están, actualízalos y puede que se solucione el problema. 

Sigue estos pasos para comprobar que Slack tiene acceso al micrófono en Chrome:

  1. Desde Chrome, haz clic en el icono de tres puntos   en la esquina superior derecha y selecciona Configuración en el menú. 
  2. Selecciona Privacidad y seguridad en la barra lateral izquierda. 
  3. Haz clic en Configuración del sitio
  4. Haz clic en Micrófono
  5. Comprueba que Slack no esté bloqueado. Añade la URL del espacio de trabajo en la lista Permitir para que Slack pueda acceder al micrófono. 

Nota: Si utilizas una aplicación de llamadas de terceros y Slack, al pasar de una aplicación a otra, la configuración de acceso al micrófono puede cambiar. Sigue los pasos anteriores para volver a permitir que Slack acceda al micrófono.


Problemas de vídeo

Nota: las videollamadas no se admiten en la App de Slack para iOS ni Android.

¿Tienes problemas con el vídeo? Cierra y vuelve a abrir la aplicación para ordenador de Slack o tu navegador. También puedes probar a reiniciar el dispositivo.

Comprobar la configuración de cámara y vídeo

Si no se soluciona el problema después de reiniciar el dispositivo o Slack, prueba estas opciones: 

  • Si utilizas la aplicación para ordenador de Slack, comprueba si las videollamadas funcionan desde Google Chrome (o viceversa, si utilizas Chrome).
  • Haz clic en el engranaje   para revisar tus ajustes de vídeo y asegúrate de seleccionar la cámara correcta. Debería aparecer la imagen en la miniatura de vídeo.  
  • Comprueba que tu cámara funciona usando otra aplicación de llamadas (como Zoom o Webex). Estas aplicaciones utilizan una tecnología diferente que la usada en las llamadas de Slack. Por tanto, si encuentra el mismo problema en otras aplicaciones, es posible que la cámara no funcione correctamente. 

Consejo: si usas una cámara externa, asegúrate de conectarla al ordenador antes de iniciar la llamada. Si la conectas después de iniciar la llamada, no aparecerá el vídeo. 

Comprobar los permisos de la cámara

Si no pueden verte en una llamada, es posible que Slack no tenga acceso a la cámara. Sigue estos pasos para consultar los permisos de la cámara: 

Mac

Windows

Chrome

  1. Abre Preferencias del sistema.
  2. Selecciona Seguridad y privacidad y haz clic en la pestaña Privacidad
  3. Haz clic en Cámara
  4. Marca la casilla junto a Slack. Si ya está marcada, desmárcala y vuelve a marcarla. 
  1. Abre Ajustes
  2. Selecciona Privacidad
  3. Haz clic en Cámara
  4. Activa el botón de alternancia. 

También puedes comprobar los controladores de vídeo para ver si están actualizados. Si no lo están, actualizarlos podría solucionar el problema. 

  1. Desde Chrome, haz clic en el icono de tres puntos   en la esquina superior derecha y selecciona Configuración en el menú. 
  2. Selecciona Privacidad y seguridad en la barra lateral izquierda. 
  3. Haz clic en Configuración del sitio
  4. Haz clic en Cámara
  5. Comprueba que Slack no esté bloqueado. Después, añade la URL del espacio de trabajo en la lista Permitir para que Slack pueda acceder a la cámara. 

Nota: si tu ordenador funciona más lento durante las videollamadas, se puede deber a un uso elevado de la unidad central de procesamiento (CPU). En las llamadas con muchos participantes, si se deshabilita el vídeo, podrás reducir el uso de la CPU y, por tanto, tu ordenador funcionará más rápido.


Problemas con la función de compartir pantalla

Si no puedes compartir tu pantalla en la aplicación para ordenador, sigue estos pasos: 

Mac

Windows

Si usas macOS 10.15 y no puedes compartir la pantalla, comprueba la configuración del sistema operativo:
  1. Abre Preferencias del sistema
  2. Haz clic en Seguridad y privacidad y, a continuación, en la pestaña Privacidad
  3. Selecciona Grabación de pantalla de la lista que aparece a la izquierda. 
  4. Haz clic en el icono del candado  para modificar la configuración. 
  5. Marca la casilla junto a Slack y haz clic en el icono del candado   para aplicar los cambios. 
  6. Cierra y vuelve a abrir la aplicación para ordenador de Slack. 
Si utilizas Windows 10 y has hecho clic en Compartir pantalla pero los demás miembros de tu llamada no pueden verla, abre el portátil si está cerrado. Si no se soluciona el problema, desconecta los monitores externos.


¿Todavía tienes problemas?

Si es posible, contacta con nuestro equipo de Ayuda e incluye la siguiente información: 

  • Los sellos de tiempo de las llamadas recientes en las que se han producido los problemas.
  • El dispositivo y sistema operativo utilizados.
  • Otros detalles que recuerdes. Por ejemplo, es muy útil saber si los problemas aparecieron inmediatamente después de iniciar una llamada, unos minutos después, al iniciar el uso compartido de pantalla, etc.