gráfico a color
Transformación

La reinvención del trabajo comienza por redefinir la cultura de la empresa

El presidente de Future Forum, Brian Elliott, explica cómo las empresas deben aprovechar las ventajas que ofrece el teletrabajo para contratar a equipos más distribuidos y diversos.

Autor: Brian Elliot, VP of Future Forum23 de septiembre de 2020

La pandemia nos ha lanzado a una nueva era en el trabajo. Los líderes ya no tienen que operar dentro de los parámetros de una cultura centrada en la oficina. Atraer y retener a los trabajadores con más talento y a los distintos empleados necesarios para tener éxito depende de redefinir la cultura de la empresa para impulsar una nueva forma de trabajar.

Un nuevo análisis del Índice de experiencia del empleado en remoto de Future Forum muestra que la mayoría de los trabajadores del conocimiento no quieren volver al modo antiguo. Los datos, basados en una encuesta propuesta por GlobalWebIndex, examinaron las actitudes y las experiencias de 9000 trabajadores del conocimiento. La encuesta detectó que solo el 12 % de los trabajadores afirmaron que querían volver a trabajar en exclusiva en la oficina, mientras que el 72 % prefería una combinación de trabajo en la oficina y en remoto.

A pesar de que ha quedado claro que el modelo remoto e híbrido será el que predomine de ahora en adelante, tendrán que especificarse los detalles. Laencarnación actual del teletrabajo ha nacido como reacción ante una crisis e implica algo más que un simple cambio de las políticas centradas en la oficina establecidas aplicadas al contexto del teletrabajo. Representa una fase temprana de experimentación que puede conducir a una solución más exhaustiva. Los líderes que se han tomado en serio este reto son conscientes de que tienen que realizar cambios más significativos.

Por ejemplo, la investigación del Future Forum muestra que, en su forma actual, las ventajas del teletrabajo no están distribuidas de forma uniforme. Ha sido una gran ayuda para que los empleados conectados y con más experiencia demuestren que es posible trabajar al más alto nivel libres de las normas de oficina centralizadas de 9 a 5. También ha supuesto una desventaja para los trabajadores con menor nivel de ingresos, menos favorecidos y con puestos de categorías inferiores.

Para algunos grupos ha sido especialmente duro. Por ejemplo, las mujeres con hijos a su cargo probablemente piensen que el teletrabajo ha repercutido de forma negativa en su productividad y en la conciliación familiar. Y en los EE. UU., el 29 % de los empleados negros son menos propensos a aceptar que «mi gerente me apoya siempre que lo necesito» frente a la opinión de sus compañeros blancos.

Las empresas que prosperan en la nueva era laboral resolverán estas desigualdades. Aprovecharán la oportunidad de contratar a los empleados con más talento de distintas procedencias y comprenderán que retener a esos talentos exigirá un cambio en los hábitos y rutinas tradicionales. Reconocerán que las oficinas han creado elementos culturales buenos y malos y, por tanto, se acogerán a las herramientas digitales para reinventar una cultura más inclusiva y colaborativa, promover relaciones más cercanas y trabajar con más agilidad.

Aquí exponemos tres elementos clave que las organizaciones deben tener en cuenta.

Personas: Recompensar a los líderes que liberan el potencial, no a los gerentes que se quedan anclados en las mediciones

Para lograr entornos competitivo, se necesitan líderes que inspiran a los equipos y favorecen una colaboración interdisciplinar. La pandemia ha aumentado el ritmo del cambio, lo que requiere una mayor agilidad y resiliencia de los equipos. Los aspectos del teletrabajo que los empleados consideran más complicados están relacionados con la cohesión de los equipos: mantener las relaciones con los compañeros y el sentimiento de soledad y aislamiento.

Ahora que la plantilla está más dispersa, la cultura que mantiene unida a la organización es más importante que nunca. Los líderes necesitan articular el propósito y los valores que inspiran y guían a los equipos. Deben invertir y recompensar a los gerentes que tengan las habilidades de liderazgo necesarias para crear claridad, infundir confianza y liberar el potencial de los equipos de personas de distintas procedencias.

Proceso: Favorecer la flexibilidad rompiendo la tiranía de las reuniones de 9 a 5

La pandemia ha derribado las barreras existentes entre la vida doméstica y la laboral. Para aquellas personas que tengan hijos que comiencen el nuevo curso desde sus casas, este reto es especialmente difícil. La posibilidad de estar dedicados plenamente al trabajo de 9 a 5 es insostenible.

La buena noticia es que la solución a este problema es sencilla. Nuestra encuesta demuestra que prácticamente la mitad (43 %) de los trabajadores del conocimiento afirma que pierden demasiado tiempo en reuniones innecesarias. Los líderes de equipos deben pensar cuáles de estas reuniones realmente son importantes y eliminar las que vienen determinadas por los procesos. Las reuniones que llenan casi por completo el día de los trabajadores, tales como consultas de estado, las típicas reuniones de pie, obedecen más a una costumbre que a un buen uso del tiempo. Los líderes deben deliberar sobre la necesidad de sacar tiempo cuando la colaboración en vivo es realmente necesaria, y de trasladar más actualizaciones de trabajo y rutinas a canales digitales asincrónicos.

Lugar: Reemplazar la oficina física con una sede digital

El corazón de una empresa antes latía en las salas de reuniones, conversaciones de pasillo y reuniones prácticas. Ahora es el momento en que la vida de la empresa fluye a través de canales digitales para que los equipos distribuidos puedan disfrutar del mismo sentido de conexión que existía antes de de esta situación.

Las herramientas de colaboración digital permiten que las empresas maximicen su retorno de la inversión en personas y herramientas, se comuniquen de forma transparente y creen un espacio para el contexto compartido que pueda fomentar la agilidad organizativa. Estas herramientas favorecen que toda la información fundamental cale en la organización para que los nuevos empleados se pongan al día rápidamente y el conocimiento tribal no salga por la puerta cuando lo hagan los empleados.

Esto es algo que exigirá mucho esfuerzo, tiempo y experiencia para que incluso las empresas más ágiles e innovadoras consigan hacerlo bien. El lado positivo es extraordinario: equipos diversos de individuos de gran talento que trabajan juntos con un propósito común, moviéndose con rapidez para captar la oportunidad a la vez que son resilientes ante el reto. De los líderes depende hacer el cambio ahora o quedarse atrás.


Estos datos se basan en los resultados de una encuesta que se hizo a 9032 trabajadores del conocimiento entre el 30 de junio de 2020 y el 11 de agosto de 2020, que se identifican como «trabajadores de oficina cualificados» en los EE. UU., Reino Unido, Francia, Alemania, Japón y Australia. La llevó a cabo GlobalWebIndex, un proveedor de terceros online y la encargó Slack. Los resultados se compensaron basándose en el sector y la población.

¿Te ha resultado útil esta publicación?

0/600

¡Genial!

¡Muchísimas gracias por tus comentarios!

Entendido

Gracias por tus comentarios.

Vaya. Estamos teniendo dificultades. ¡Inténtalo de nuevo más tarde!

Seguir leyendo

Colaboración

Slack para el resto del mundo

Los valores y consideraciones culturales que guiaron la internacionalización de Slack