Cliente destacado

Reinventando la educación en línea y la participación de los estudiantes con Slack

"Estamos reinventando la experiencia educativa para poder dar prioridad a la enseñanza en línea, y Slack ha sido un factor muy importante a la hora de conseguir este logro".

Jack HylandsDirector general de Estrategia y Nuevos productos, RMIT Online

Resultados del uso de Slack:

"Con Slack, estamos creando un tipo de conexiones que podrían convertirse en oportunidades laborales o incluso de creación de empresas nuevas para nuestros estudiantes".

Integraciones clave usadas con Slack:

  • Slido
  • Polly
  • Donut
  • Dropbox
  • RealtimeBoard
  • Trello

RMIT University es una universidad pública de Melbourne (Australia) fundada en 1887 con el objetivo de educar a los trabajadores e impulsar la Revolución Industrial. En la actualidad, forma a sus estudiantes para desarrollar carreras en empresas internacionales, tecnología y diseño. Con más de 87 000 estudiantes al año, procedentes de más de 100 países, RMIT ha ampliado su número de estudiantes gracias a RMIT Online.

RMIT Online está destinado los trabajadores que quieren mejorar sus competencias para la próxima revolución tecnológica. Tras haber publicado su primer curso en noviembre de 2017, actualmente RMIT Online ofrece 22 cursos en su catálogo, entre los que se incluyen algunos sobre inteligencia artificial, realidad virtual y cadena de bloques. "Nos centramos en las carencias de competencias emergentes que hay en el mercado, ya que existe una falta de formación universitaria", afirma Jack Hylands, director general de Estrategia y Nuevos productos de RMIT Online.

A medida que el equipo de RMIT fue aumentando la oferta de educación universitaria en línea, se empezaron a preocupar por el hecho de que los sistemas de gestión de aprendizaje tradicionales —que refuerzan una transferencia del conocimiento didáctica y descendente— no eran lo suficientemente interactivos para los estudiantes de hoy en día. "Las herramientas de colaboración disponibles en un sistema de gestión de aprendizaje son algo limitadas", afirma Hylands. "Estábamos muy interesados en encontrar una solución que fomentara una mayor interacción entre nuestros alumnos".

Al hacer hincapié en transmitir competencias del mundo real —mediante el tipo de herramientas que los estudiantes verán en su lugar de trabajo—, Slack pronto se convirtió en la herramienta de comunicación preferida para conectar a estudiantes y profesores entre sí y facilitar su interacción.

"El enfoque de estos cursos se basa en desarrollar competencias que los estudiantes podrán utilizar desde el primer día en la oficina, como Slack", explica Hylands. "La mayor parte de nuestro equipo proviene del entorno digital. Slack lleva varios años siendo una herramienta de comunicación muy destacada para todos nosotros".

Una incorporación temprana a través de Slack mantiene el interés de los alumnos por los cursos que aún no han empezado.

Cuando los alumnos de RMIT Online se inscriben, se los agrega automáticamente a Slack como parte del proceso de matriculación. Reciben un correo electrónico de bienvenida en el que se les pide que se unan a Slack, donde se los agrega automáticamente a una serie de canales generales de la comunidad de estudiantes, para que puedan empezar a conocer a sus compañeros. RMIT Online ha comprobado que al usar Slack de este modo, los alumnos se preparan antes para los cursos, lo que a su vez mejora su rendimiento durante las dos primeras semanas de clases.

"La participación de los estudiantes durante las dos primeras semanas del curso es realmente clave para aumentar la probabilidad de que completen el curso y que su participación durante el resto del curso no decaiga", reconoce Julian Stevenson, director de Productos de RMIT Online. "Al lograr que la experiencia de incorporación del alumno a Slack sea lo más fluida y sencilla posible, el alumno tendrá una cosa menos de la que preocuparse durante la primera semana".

En muchos entornos educativos en línea convencionales, los alumnos adquieren un curso y, luego, tienen que esperar semanas, o incluso meses, hasta que comience y puedan empezar a interactuar con el profesor y sus compañeros. Sin embargo, con el enfoque de RMIT Online se facilita la incorporación de los estudiantes al curso y se los acostumbra a utilizar Slack para hablar con otros estudiantes.

"La emoción de comenzar un curso empieza en el momento de comprarlo. Sin embargo, si no vuelves a tener noticias del curso durante tres o cuatro semanas hasta que empiece, a veces ese entusiasmo puede desvanecerse. Incorporar rápidamente a los estudiantes a Slack nos ayuda a conseguir que su interés sea el mismo que el del primer día".

Jack HylandsDirector general de Estrategia y Nuevos productos, RMIT Online

Slack como reemplazo de engorrosos sistemas de gestión del aprendizaje

Uno de los puntos débiles de la educación en línea ha sido su incapacidad de facilitar la interacción entre estudiantes y profesores de un modo diferente a los anticuados foros de los sistemas de gestión de aprendizaje. RMIT Online vio en Slack la oportunidad de acercarse mejor a las interacciones de aprendizaje espontáneas e inmediatas que se dan durante las clases presenciales.

"Muchos de los momentos de aprendizaje más brillantes tienen lugar en entornos informales no estructurados, en los que la gente dialoga entre sí, plantea preguntas y, básicamente, crea esas conexiones", sostiene Hylands. "Precisamente estamos intentando llevar muchos de esos aspectos positivos de la experiencia presencial al entorno virtual".

Para simplificar estas interacciones, cada vez que empieza un curso nuevo, los administradores del curso de RMIT Online organizan a los alumnos en canales de Slack más pequeños específicos del curso, en el que también hay al menos un mentor del sector. Por ejemplo, en el curso de cadena de bloques, RMIT crea equipos de 20 estudiantes con un mentor y un administrador del curso en cada equipo y grupo asociado de Slack.

A sample sales and enterprise conversation in Slack
rmit-onboarding
Zoe Maxwell8:23@here Welcome, new students! Courses don’t kick off for two weeks, but in the meantime please review the new student toolkit in #student-resources for info on class schedules, what to expect in your first weeks, and more. Welcome to RMIT Online!
🙌5
Lee Hao8:23Hi everyone! Thanks for the info @Zoe Maxwell. Where can we find our mentor assignments?
3
Zoe Maxwell9:24Great question, @Lee Hao. Check out #rmit-mentors for your student group and mentor assignments.

En algunos aspectos, el entorno de Slack ha mejorado la interacción habitual del aula física, al ofrecer a los estudiantes la posibilidad de interactuar directamente con mentores y entre ellos, así como de profundizar en los proyectos y trabajar en equipo en las tareas del curso.

Slack constituye el canal central para todas las comunicaciones del curso, por ejemplo:

  • A medida que los estudiantes completan cada módulo de un curso, se les insta a debatir en Slack con su equipo acerca del tema en cuestión
  • Se anuncian ponentes invitados para los seminarios web semanales del curso
  • Los mentores comparten noticias relevantes del sector
  • Los estudiantes piden la opinión de otros estudiantes sobre un proyecto

A sample Leo app integration usage
Steve Young15:24/polly
Polly APP@Steve Young has a poll for you!
What did you like about the course this week?
1: Webinar
2: Working with teammates
3: Course content
4: Working with my mentor
1 2 3 4

"Slack supone la base que facilita dichas comunicaciones, ya sea cuando un estudiante pide ayuda sobre un problema técnico o para conversar sobre una noticia relacionada con el curso", explica Hylands.

"Queremos que la gente aprenda y desarrolle competencias de una forma que sea compatible con su trabajo y su rutina diaria. Si tienen que conectarse a un sitio web y ponerse a buscar el hilo de un foro que se menciona en un correo que han recibido, no resulta muy práctico. Slack es perfecto gracias a esa interacción inmediata: tan solo hay que abrir la aplicación y ya estás de lleno en la conversación".

Julian StevensonDirector de Productos, RMIT Online

Con Slack, se logra aumentar la participación de los estudiantes en línea

RMIT Online tiene mucho interés en analizar los resultados del primer año con sus cursos de aprendizaje en línea basados en Slack. Planea medir el progreso y la finalización de los cursos, las entregas de proyectos, los índices de aprobados y las credenciales con respecto a los estándares del sector, y espera que su enfoque único arroje resultados positivos. Asimismo, las lecciones aprendidas por el equipo de educación en línea tienen el potencial de contribuir a definir también los planteamientos de la universidad para las clases presenciales.

"Notamos enormes repercusiones en la formación presencial", asegura Hylands. "A medida que nos alejamos de una transferencia del conocimiento basado en clases magistrales hacia un modelo de clase en el que los alumnos trabajan con materiales en línea, se fomenta la comunicación de los alumnos con sus compañeros y profesores fuera de su entorno físico, por lo que luego pueden aprovechar los momentos presenciales en el campus como una oportunidad para interactuar y colaborar".

Para una universidad cuyo objetivo es estar a la vanguardia a la hora de proporcionar a los estudiantes competencias profesionales y experiencias para la vida real, resultaba importante hacer algo más que ofrecer una versión en línea del plan de estudios presencial. Con Slack, RMIT Online ha encontrado un modo único de aprovechar al máximo la tecnología para crear una experiencia diferente y potencialmente más motivadora para los estudiantes.

"No [solo] ofrecemos la enseñanza presencial tradicional a través de un nuevo modo de transmisión", comenta Hylands. "En su lugar, estamos reinventando la experiencia educativa para poder priorizar la enseñanza en línea, y Slack ha sido un factor muy importante a la hora de conseguir este logro".