Mesa de trabajo junto a una mesa de comedor
Colaboración

Cómo adoptar la flexibilidad en el lugar de trabajo

Un enfoque proactivo, una buena comunicación y las herramientas adecuadas contribuyen en gran medida a que tu equipo se comprometa gracias a la flexibilidad laboral

Del equipo de Slack12 de julio de 2022

Incluso antes de que la pandemia impulsara su aceleración, la flexibilidad laboral era un importante tema de debate, especialmente para los milenials en activo. Según varias encuestas en Gallup previas a la pandemia, esta generación ya era conocida por tener los mayores índices de cambio de puestos de trabajo, por el poco o nulo compromiso y, en general, por las peores condiciones laborales. Muchas empresas creían que instaurar condiciones de flexibilidad horaria era la solución, pero no llegaban a dar el paso.

Con los desafíos que planteó el COVID-19, las empresas no tuvieron más remedio que cambiar al trabajo a distancia y las cosas salieron mejor de lo que nadie esperaba: el 83 % de los empleadores y el 71 % de los trabajadores informaron de una transición sin problemas en una encuesta de 2021 de PwC. Según una encuesta de Mercer, el trabajo flexible ha llegado para quedarse: más de tres cuartas partes de los empleados trabajan a distancia y casi la mitad de las empresas ofrecen más turnos con flexibilidad horaria. Los empleadores están seguros de que el futuro depara un modelo aún más híbrido, con al menos el 25 % de la plantilla a distancia.

La flexibilidad va más allá de simplemente permitir a los empleados que trabajen en casa. También incluye un horario flexible, colaboraciones asíncronas y semanas laborables comprimidas. Ya sea que ofreces una opción o varias, adoptar esta flexibilidad laboral puede impulsar la productividad y el compromiso de los trabajadores a largo plazo.

¿Por qué hay abogar por la flexibilidad laboral?

Seguimos inmersos en una oleada de dimisiones en la que los trabajadores abandonan sus empresas a un ritmo sin precedentes. Según una encuesta de 2021 de Explorance, una de las grandes razones es porque los empleados no consideran que se valoren lo suficiente sus ideas ni creen que sirvan para impulsar ningún cambio real.

Los trabajadores llevan mucho tiempo pidiendo un horario flexible y ahora están todavía más decididos a conseguirlo. De hecho, la encuesta de Mercer evidencia que más de la mitad de los trabajadores quieren trabajar a distancia al menos tres días a la semana, mientras que el 29 % esperan hacerlo siempre. Para atraer y conservar los talentos, deberás ofrecer flexibilidad laboral.

Balanzas con peso uniforme

¿Cómo abogar por la flexibilidad laboral?

No vale con simplemente ofrecer opciones de horario flexible. Para que salga bien, deberás crear de forma proactiva un plan de flexibilidad, comunicar dicho plan a todo tu equipo y hacer un seguimiento de los resultados. Te dejamos algunos consejos para implementar el trabajo flexible.

  • Recopilar sugerencias. Tus empleados son personas con necesidades específicas y cada departamento cuenta con sus puntos fuertes y sufre sus desafíos. Habla con gente de cualquier puesto, desde gerentes a personas de atención al cliente, y descubre qué opciones de flexibilidad laboral quieren y los problemas que ven de implementarlas en cada departamento.
  • Plantéate cómo mides el éxito. El trabajo flexible significa volver a evaluar lo que significa el éxito. Asegúrate de poner más atención en los resultados y no tanto en las horas dedicadas.
  • Implementa métodos de seguimiento. La flexibilidad laboral significa que olvides ciertas formas de revisar el progreso en los proyectos. No siempre podrás ir a la mesa de alguien a preguntar en qué trabaja, sino que deberás confiar en su productividad y esperar a los resultados. No obstante, puedes implementar métodos de seguimiento del progreso, como solicitar informes al equipo cada viernes.
  • Crea una estructura de ayuda. Hay quien se adapta rápido a los cambios y a la flexibilidad laboral, pero a otros les puede costar un poco más. Asegúrate de que todo el mundo sabe adónde acudir con preguntas o preocupaciones. Al principio y de forma proactiva, no dejes de supervisar si los trabajadores necesitan algo de ti y, de ser así, esfuérzate para ayudarlos.
  • Haz que la experiencia en la oficina sea especial. Si solicitas o permites que los empleados vayan, aunque sea de vez en cuando, haz que la experiencia sea especial. No pidas que lleguen y se sienten en un cubículo para asistir a reuniones virtuales. En su lugar, crea espacios aclimatados para una colaboración a distancia. Ofrece aperitivos gratis. Decora el espacio con tonos cálidos, texturas suaves y zonas de reunión cómodas que favorezcan una socialización a distancia.
  • Maximiza la colaboración a distancia. Esté tu equipo trabajando a distancia a tiempo completo o con un modelo híbrido de flexibilidad laboral, asegúrate de que ofreces todas las herramientas necesarias. Dependiendo de la función que desempeñen, podrían necesitar software para videoconferencias, herramientas para compartir documentos y otras tecnologías de colaboración. Plantéate usar una plataforma personalizable como Slack para que todo el mundo esté comunicado y al tanto de todo.

Combinarlo todo

La flexibilidad horaria ha llegado para quedarse, así que las empresas inteligentes empiezan a implementarlo. Un enfoque proactivo, una buena comunicación y las herramientas adecuadas contribuyen en gran medida a que tu equipo se comprometa gracias a la flexibilidad laboral, sin importar dónde o cuándo desempeñen sus funciones.

¿Te ha resultado útil esta publicación?

0/600

¡Genial!

¡Muchísimas gracias por tus comentarios!

Entendido

Gracias por tus comentarios.

Vaya. Estamos teniendo dificultades. ¡Inténtalo de nuevo más tarde!