Colaboración

Ahora es el momento de reinventar el trabajo

Es hora de mejorar la inclusión, la flexibilidad y la conexión entre nuestros equipos sin importar cuándo o dónde estén trabajando

El equipo de Slack24 de marzo de 2021

El año pasado nos ha desafiado y cambiado como individuos y como sociedad. Ha habido demasiada pérdida. Y ha habido triunfos en el medio: de la ciencia, perseverancia y humanidad sencilla y extraordinaria a la vez.

Todo lo que hemos vivido y aprendido este año: la velocidad a la que adaptamos la manera en que trabajamos debido a la pandemia, el tan esperado consenso de que es hora de un progreso significativo en la lucha por la justicia racial: todo esto crea una oportunidad única de cambio en muchas facetas de nuestras vidas y sociedad.

El cambio transformativo es difícil. A nivel social, es increíblemente difícil, empezando solo con el hecho de que a los humanos les gusta lo que conocen y evitan lo que no, y a nadie le gusta cuestionar el statu quo. Pero el simple volumen de cambio al que nos hemos visto forzados durante el año pasado crea una oportunidad de hacer muchísimo de maneras muy diferentes y abordar este momento con imaginación e intención, innovación e inventiva.

Nadie se propuso diseñar el mundo en el que vivimos actualmente. Nadie lo planeó. Ni la manera en que vivimos ni definitivamente la manera en que trabajamos. En su lugar, vivimos y trabajamos en un mundo cuyas reglas y patrones implícitos fueron determinados por factores de todo tipo, algunos con buenas intenciones, otros claramente no y otros puramente accidentales. Pero no tiene que ser así. Tenemos la oportunidad (y la capacidad) de determinar qué tipo de mundo queremos e ir y crearlo. Podemos recuperar las cosas que hemos extrañado de nuestra época en la oficina, pero también podemos dejar de lado las estructuras y prácticas antiguas que ya no nos sirven. Ahora es el momento de crear un futuro del trabajo que sea inclusivo y flexible y cuyo origen sea la conexión y la participación.

El futuro del trabajo es inclusivo

Sabemos que los equipos diversos son los más innovadores, lanzan mejores productos y servicios, y son más resistentes ante la adversidad. Construir equipos inclusivos y equitativos es lo correcto y lo más inteligente que podemos hacer.

Actualmente, la mayor parte del trabajo del conocimiento está apiñado en las ciudades, lo que puede volverse denso, caro y malo para el medio ambiente. El trabajo distribuido nos da la posibilidad de ampliar las oportunidades de la economía del conocimiento a zonas que se han excluido en el pasado. Eliminar las barreras geográficas al empleo literalmente abre un mundo de talento.

El trabajo distribuido elimina las sedes centrales físicas como el punto focal de una empresa y, en su lugar, aprovecha la tecnología para dar a los empleados control sobre cuándo y dónde trabajan y cómo participan y responden. La participación y la colaboración ya no se ven restringidas por el tamaño de una sala de conferencias. No es necesario sentarse cerca del jefe para obtener contexto. Y el liderazgo no es un área exclusiva de las personas que tienen el tiempo y la libertad de viajar y trabajar en un lugar en especial en un momento en particular.

Hacer cambios solo en el lugar de trabajo no resolverá todas las injusticias de nuestros procesos y sistemas. Sin embargo, la investigación del Future Forum, un consorcio dedicado a diseñar un lugar de trabajo centrado en las personas y con prioridad digital, demuestra que el trabajo flexible puede mejorar significativamente la satisfacción de muchas maneras. Por ejemplo, los trabajadores de raza negra informan un sentimiento de pertenencia doble y un aumento del 64 % de la capacidad de manejo del estrés al trabajar de forma remota.

El futuro del trabajo es flexible

El horario fijo de 9 a 17 nunca funcionó para muchas personas. Por ejemplo, algunas personas eran más productivas de 11 a 18 o después de que sus hijos fueran a dormir. Esas cuestiones se han vuelto muy evidentes este año.

Las oficinas y las reuniones eran los dos aspectos más prominentes del trabajo prepandemia para los trabajadores del conocimiento. Cuando la pandemia cerró las oficinas físicas, todos nos orientamos hacia las pantallas de nuestras computadoras. Pero, después de un año de estar sentados en videollamadas todo el día, sabemos que no es sostenible ni productivo.

Pese a que todos esperamos que nos exijan tener un buen desempeño en el trabajo, queremos sentirnos empoderados, no controlados. Los empleados quieren flexibilidad porque tienen vidas. Tienen hijos y padres, y electricistas que vienen a arreglar las luces. Y aman sus trabajos y quieren tener un buen desempeño también.

Es por eso que el trabajo híbrido y asincrónico es el futuro. Es más, la investigación del Future Forum llegó a la conclusión de que las personas son más productivas, disfrutan de un mejor equilibrio entre la vida laboral y la vida personal, y se sienten más satisfechas con su trabajo flexible y remoto que en la oficina. En realidad, 83 % de los trabajadores del conocimiento del mundo quieren flexibilidad en cuanto al lugar donde trabajan.

A medida que las empresas adoptan modelos de trabajo híbridos, los líderes van identificando maneras nuevas de reemplazar los procesos y reuniones sincrónicos con alternativas que ofrecen mayor flexibilidad, lo que básicamente estimula la eficiencia y la productividad. Estos cambios presentan oportunidades de volver a idear nuestra jornada laboral y ayudar a las personas a mantenerse conectadas e involucradas donde sea que estén en el horario que mejor funcione para ellas.

El futuro del trabajo está conectado

La conexión social y los vínculos entre colegas son primordiales para el éxito de todas las organizaciones. Las personas que se sienten conectadas a su trabajo, compañeros de equipos, socios y organización no solo aparecen y marcan tarjeta. Esperan con ansias la oportunidad, son resistentes ante los desafíos y superan las metas más rápido que nunca.

Un personal involucrado debe estar apoyado por procesos y herramientas que permitan a los individuos construir relaciones, a los equipos generar confianza y a las comunidades de grupos diversos apoyarse las unas a las otras. Casi la mitad de los empleados coinciden en que su empresa o equipo «ha hecho cambios intencionales al modo en que colaboramos desde que trabajamos de forma remota».

Sin embargo, hay una oportunidad de profundizar las conexiones con todas las personas con las que trabajamos, incluidos los socios, los clientes y los proveedores. En una encuesta realizada por la empresa de investigación de mercado IDC, 43 % de los encuestados dijo que el desafío principal de su transición al trabajo remoto fue la comunicación y la colaboración con las partes interesadas externas. Las limitaciones de las relaciones comerciales antes de la pandemia consistían en tener que trasladarse hasta el lugar de un cliente para hacerle una propuesta o tener que esperar a la próxima reunión en persona. A medida que las empresas se vuelven más interconectadas, hay una oportunidad de mantenerse cerca de todas las personas con las que trabajas, sin importar la ubicación o la zona horaria, incluso en las circunstancias más desafiantes.

Empieza a reinventar la manera en que funciona tu organización ahora

La manera en que esperamos que el trabajo funcione procede de prácticas centenarias, muchas de las cuales son exclusivistas por diseño. Ahora es el momento de cambiar eso, de inventar un futuro del trabajo que funcione para todos. Serán necesarios un compromiso continuo, una acción colectiva y muchos pasos. Pero, en Slack, somos más optimistas que nunca. Únete a nosotros para aprovechar esta oportunidad.

Guías útiles para reinventar la manera en que funciona tu equipo:

¿Ha sido útil esta nota?

0/600

¡Genial!

¡Muchísimas gracias por tus comentarios!

¡Entendido!

Gracias por tus comentarios.

¡Uy! Estamos teniendo dificultades. Por favor, inténtalo de nuevo más tarde.

Seguir leyendo